Underground


Leo Underground de Murakami y pienso que no hay mejor memorial que el testimonio. Desanonimizar a las víctimas y a los familiares de las víctimas, que son también, y desde luego, víctimas. Saber que lo ocurrido (muerte, heridas, secuelas, estrés postraumático) le ha sucedido a alguien con una historia, con una vida. Humanizar abre la puerta a la empatía. Se trata de que el otro, ese otro, tenga rostro. Se trata de podamos ver que ese rostro es también nuestro. La continuidad de nuestro cuerpo en el otro de la que hablaba Bifo: la ética. Es decir, se trata de que el cuerpo (la existencia) del otro, se convierta en algo propio, que nos importe, que nos duela.

Lo que hace Murakami en Underground es trazar una cartografía testimonial alrededor de los ataques terroristas con gas sarín ocurridos en el metro de Tokio en 1995. Ayudado por sus asistentes, Murakami se dio a la tarea de contactar a los sobrevivientes a través de un minucioso rastreo. Las cifras históricas refieren a más de 3000 heridos y 12 muertos. Había aproximadamente 5000 personas esa mañana en los vagones. Murakami entrevistó a poco más de sesenta personas y pulió los textos con cada uno de sus entrevistados cuantas veces fue necesario. Tres cosas estaban al centro de estas conversaciones: la vida, la historia personal del sobreviviente; su experiencia en el momento del momento del ataque; y las consecuencias de ese suceso en su presente.

El libro está divide en cuatro apartados, cada uno correspondiente a las líneas del metro afectadas. La mayoría de las personas que aceptaron narrar su experiencia decidieron utilizar un seudónimo en lugar de su nombre real. Murakami explica la posible razón por la que hay más testimonios de hombres que de mujeres: éstas estaban sujetas a pedir permiso a sus familias o a sus maridos. Undergound se publicó originalmente en 1997, el ataque estaba reciente y había mucho miedo a posibles represalias de la secta Aum, perpetradora del atentado.

¿Qué queda de una experiencia sino la memoria? El testimonio es la comunicación de la memoria. El testimonio es la manera en que la experiencia puede seguir haciéndose presente. Leo las narraciones que de sí mismos hacen los sobrevivientes del gas sarín y me parece todo tan cercano que olvido por completo que esto sucedió hace ya dos décadas. Todo parece haber ocurrido apenas hace unos días o unos meses. Todo parece haber ocurrido muy cerca de aquí. 

Comentarios

Entradas populares