Divertimento No. 8835732098


El tutor me dijo
terminantemente 
que no podía volver a usar la palabra piel. 
Lo dijo frente a todos los becarios 
en una mesa larga
una tarde de febrero. 
La palabra piel está proscrita
dijo
ya nadie puede volver a usarla. 
Los poetas se la acabaron. 
La sobaron. 
La limaron. 
La desgastaron. 
Prohibido usar la palabra piel en un poema. 
Prohibidos el poema y la piel.
Prohibidos también los poemas sin título.
Todo poema
un título.
Todo poema 
sin piel.
Todos los que estaban alrededor de la mesa
eran poetas
o decían serlo
o querían serlo.
El tutor blandió un flamígero dedo.
Condenatorio.
Maldijo a quienes osaran
a quienes intentaran.
Maldijo la palabra piel.
Todos callamos.
El tutor había hablado.

Comentarios

ophelias dijo…
No había leído esto. Gustó.

Entradas populares