Paradise




Habíamos olvidado aquellas mañanas. Todas esas mañanas perdidas en actos mínimos e indescifrables. Habíamos olvidado las meticulosas formas de malgastar el tiempo que inventamos esos años como mecanismo en contra de la rutina. Habíamos olvidado que fuimos nosotros los que se extraviaron.

Comentarios

Entradas populares