Historias de la Guerra del Peloponeso día 1


24

Después de las batallas, los vencidos trataban con los victoriosos
pidiéndoles permiso para recoger sus muertos. La demanda de este
permiso era la confesión de la derrota, pues se reconocía no poderlos
recoger por fuerza, sino por tratado o convenio, mientras los
vencedores recogían los suyos sin necesidad de trato alguno. Esta
costumbre la cita Tucídides con frecuencia. En el caso presente los
corintios y los corcirenses recogieron sus muertos sin necesidad de
tratado y por eso unos y otros se atribuían la victoria.

Comentarios

Entradas populares