Cursi

Todos estos días he querido escribir cartas. Largas cartas para gente que quiero mucho y hace tiempo no veo. Largas cartas para decirles que todo está bien, que aquí sigo rodando como piedrita en el zapato. Que me despierto y estoy bien. Que duermo mis ocho horas y como tres veces al día. Que voy al médico cuando me enfermo y que sigo al pie de la letra las instrucciones de los aparatos electrodomésticos nuevos que he comprado. Quiero escribirles para contarles lo trascendente y lo frívolo. Quiero escribirles cartas que les hagan saber que a pesar de la distancia siguen habitando mis sueños. Que les pienso diario y de vez en cuando. Que están aquí a pesar suyo, a pesar de que a veces pareciera que no, que los he olvidado. Largas cartas para asegurarles el recuerdo, para tengan la certeza de que también yo espero esos vuelcos, que es azarosa la vida y que no puedo ofrecerles y ofrecerme a mí misma nada que no sea este instante en que los pienso y escribo. Largas cartas para que sepan que son mi pasado, pero también mi presente, pero también ese futuro que no hemos escrito.

Comentarios

Yo te pienso, a diario.
Sara Uribe dijo…
Ya sabe que la quiero un chingo ¿verdad?

Entradas populares