Faro


Debí haberme alejado, una pequeña caminata por los márgenes. Algo así como andar en círculos. Ignorar el extravío. 

Debí haber dicho que los tiburones. Acaso el rumor como el oleaje. 

¿Debí recordar los vestigios? ¿Quién regresa luego de  diez años al mismo sitio? ¿Qué lugar en todo caso es siempre el mismo?

Debí haber dicho que los tiburones y los perros. Eso, que ya no me dan miedo, que yo también aprendí a morder.

Comentarios

gaby saenz dijo…
aprender a morder, es como cuando aprendes a cazar, después de que ya te han casado.

un beso S.U.
Rara dijo…
¿Casado o cazado? Jajaja. Saludos.

Entradas populares