Aviso de visita


Desde la ventana de mi oficina veo dos perros que pelean. Es una pelea que disfrutan, una pelea amistosa. Un juego en el corretean y se revuelcan. No sé por qué pero esta imagen lejos de desagradarme me provoca una sensación de bienestar. Las inofensivas dentelladas, el inocuo forcejeo. Los perros luego de un rato se marchan y el jardín vuelve a quedar en calma.

Comentarios

Entradas populares