La más querida



A los que, familia elegida, siempre estarán en mí. Gracias por estar conmigo, por todo su cariño. Por derribar mis muros de contención (sí, estoy de un cursi y no me importa), por cambiar mi mundo una y otra vez, por los abrazos y los ecos y las telefónicas llamadas. Por las cucharadas de natilla en los labios y las metafóricas frazadas. Por pensar en los años venideros, por compartir su ahora, por coincidir.

Comentarios

Hulk dijo…
Hey, en esa lista me apunto yo.
Le mando un abrazo grande, querida Sara; uno con muchas vitaminas y minerales y hierro y... y...
Sara Uribe dijo…
Gracias Julio:

te mando un abrazo también y se agradecen todas las vitaminas, minerales y hierro porque ando un poco débil, convalesciente todavía

Entradas populares