Alforza

Aquí están los rencores.
Los escribí pensando en ti.

Juan Domingo Argüelles

I

Cierto es que también maldije el amor
piedra puntiaguda bajo la lluvia
horadé la marisma del verano
con la furia encorvada del escriba
maniatado al cortejo de sus duelos
y hubo tanta sangre no derramada
fuego de pirotecnia humedecida
ya la estancia vértice del fracaso
ya el rendirse ante las trampas asiduas
hubo en mis manos el mellado filo
de amaneceres y dioses exhaustos
la amortajada raíz de la ira
en labios por la víspera resecos.

Sólo simiente de humo fui entonces
yacer en la rabia, tierra baldía.
.

Comentarios

Entradas populares