Jirones


... vivo en un callejón sin salida,
hace tiempo que no me hago caso.


Eso dice Sabina en un poema que hace un par de días me envió Ramón. El caso es que no sé porqué pero cuando lo leí recordé que he estado teniendo sueños extraños, supongo que es por la tos. En realidad no he podido dormir, he estado más bien dormitando, despierto a la una, a las dos, a las tres y así hasta que me dan las seis y media. Hoy por ejemplo me desperté a las cinco y la tos ya no me dejó dormir, cuando por fin iba a conciliar el sueño sonó el despertador. Tengo sueños cortos, sobresaltados, salgo de uno y entro en otro que a veces es el mismo. Hace tiempo me llamó la atención el hecho de haber podido leer dos veces, de un libro y luego de un papel en un sueño, nunca antes había podido leer en un sueño, siempre se volvían borrosas las letras o se difuminaba el papel. Pero en Querétaro (donde por cierto también tuve Ese sueño recurrente) sucedió que leí primero una palabra y luego una frase. Pues anoche pasó algo curioso también, soñé, entre otras muchas cosas, que un poeta que alguna vez ví leer en un encuentro, recitaba de memoria los versos de otra poeta, yo los reconocía, sabía exactamente de qué poema eran, a qué libro pertenecían. Pero no lo decía, me lo callaba. No puedo recordar ahora qué versos eran, pero sé que si abro el libro y busco es posible que los identifique. No puedo recordarlos ahora pero tengo la certeza de que en el sueño los escuché nítidamente, palabra por palabra, como si eso pudiera significar algo.

Comentarios

Entradas populares