bitácora: día no sé cuál en el que todo se escapa


Uno quisiera poder registrarlo todo, que la memoria fuera una máquina exacta, un mecanismo inaveriable. Decir: incendio niebla páramo: Lars Lerin, escoba de varas secas, caída, óleo de mujer triste que desvía el rostro, ciudad recién lavada, muchedumbre, purgatorio, rojo rojo rojo, teclado, negro sobre blanco, hombre que mira frente a los arcos, tranvía, carta que quema que viaja que prescribe y no, que algo dice de mí en su ajena tipografia, mujer triste que inventa que inventa que inventa, maletín, patio con manzanas, desaparición-aparición, años menos, limones cubiertos, tacos de canasta, globos zizagueantes, perros que ladran chorros de agua, librerías de viejo, envolturas, vigilias inciertas, lenguaje que es cuerpo que es lenguaje que es cuerpo que es, humo de tabaco de silencio de abismo, mentir: decir que dios y no, atole de arroz, galleta de nata, espina de cruz, frío que se evapora, turbiedad en la escritura, soldaditos de juguete, jaulas vacías, ebriedad efímera, nombres fragmentados, luces impeceptibles, abrazos trasatlánticos, lluvia, isla, isla, isla.
.
Uno quisiera poder registrarlo todo, pero es imposible y tantas cosas se me escapan.
.

Comentarios

Camila dijo…
Sara, pensaba lo mismo.
Hasta que un día los malos sucesos tocaron mi puerta y rogué olvidar, como anular todo lo registrado.

Un saludo, y feliz año.
:)

Entradas populares