Mañana comienza el inverno


Qué hacer con la distancia si tu respiración -lluvia precisa- agita el silencio de mi cuarto oscuro: rastrea la sed. Si las cenizas son peldaños para emigrar, para hacer del retorno una frontera, un hangar. Cómo entonces el temblor, la palabra en mis adentros esgrimida, el vaivén de tu marea, el vértigo.
.

Comentarios

Entradas populares