plagio

Hoy no tenía palabras para decir, y me encontré con estas de Sergio Luna, y qué precisas, qué bisturí en el silencio:

Como agua al regresar. Como día con fiebre. Como lengua llena de cenizas. Como palabras borrachas. Como odios y disgustos mal cultivados. Como puertas que azota el frío. Como canción que mancha los sueños. Como vivir herido. Como saberse triste. Como andar escondido en esta vitrina, en esta ciudad o isla. Como nada tener en la memoria. Como tejerse entre películas, siestas, fotografías rotas, caminatas hacia donde uno no quiere llegar. Como noticias que dejamos pasar para que ya no sigan desgarrando. Como caminos de neblina. Como la aridez del cielo y la tierra. Como horas que reflejan una caída. Como flores que ya no están. Como no saber qué hacer mientras el fuego es un vestido de las fragilidades. Como apenas sentir el pulso tibio de un pulpo que nos hace delirar. Como la hebra cortada de un bonito cuento. Como como una manzana mientras la noche. Como agua al regresar.

Sí, Sergio, el del libro rojo es un poema cabrón.

Comentarios

Entradas populares