El inesperado regalo de Carmen Alardín

.
Aquí con Carmen y el delgadítzimo, mi cuaderno el Marcohuerta (sí, con la ceja alzada y ese tono de reconcomio con que ciertas personas en torno a mí pronuncian su nombre, je), en la presentación de mi libro rojo-nuevo-viejo.
.

(Público inteligente y conocedor, je).
.

Comentarios

Entradas populares