Aquí no. Aquí nunca. Aquí está de más. Aquí la luna de otoño siempre es de otro modo lo mismo. Aquí el simulacro de incencio, la falsa huída. Aquí el cansancio del retorno, la repetición del sino.

Comentarios

Entradas populares