De cómo una velada cinéfila se transformó en levadura y Sabina, pero luego se recompuso




La idea era ver Todo sobre mi madre y Hable con ella de Almodóvar yo tenía tiempo queriendo hacer un mini cineclub en mi depa, y bueno, pese a todo lo que pueda ser vituperado, Almodóvar me fascina, por eso quería comenzar con él. Pero resulta que mi velada cinéfila, al paso de las horas se transformó más bien en peregrinaje etílico-musical. La cosa no estaba prevista, hubo una llamada, que si vamos a un barecito baratón, que si no hay lana porque no es quincena, que si entonces mejor unos six al oxxo, en fin. La lluvia torrencial cedió su paso para los traslados y a mi depa llegaron K, M, A y E. La lluvia, una vez instalados los reciénllegados, arreció y no paró en toda la noche. No sé bien en qué momento nos pusimos a cantar. Todo comenzó con la Pecanins y la Toussaint, creo. Luego seguimos con Mercedes Sosa, el buen Silvio (hubo salsita y connato de baile), pero terminamos con el infalible Sabina. Esa no fue una noche cinéfila, cierto, pero al día siguiente, luego de un desayuno reparador vimos Los sueños de Akira Kurosawa, de todos el que más me gustó fue El huerto de los duraznos, es de una belleza avasalladora (creo, una vez más que tengo que comenzar a retractarme de cierto comentario hecho en presencia de JP, Capote y la Pelirroja, me encantó esta película). Luego vimos una de las tres historia de Historias de Nueva York, la de un pintor egocéntrico y seductor de aprendices, que me recordó en parte a cierto personaje cultural de nuestro Puerto. Eso fue el sábado. El domingo me agencié dos peliculitas y como llovía me dispuse con un cafecito. La primera que tradujeron como "Mis noches de arándano" me fascinó, Jude Law y la Portman me encantan (Cfr. Closer), me gustan estas historias de entrecruzamientos. Finalmente Déficit ópera prima de Gael García Bernal, definitivamente no me convenció, se me hizo como que no cuajó ni de comercial-superficial-hilarante, ni de pseudoprofunda-críticasocial-tehagopensar. Y por si fuera poco, pero ya no puse ilustración, anoche, en la tv daban El perfecto asesino, primera peli en que ví a Natalie Portman y una de las primeras películas que ví en el cine. Creo que estoy recobrando ese gusto perdido de ver cine en casa.
.



Comentarios

Hulk dijo…
Y mira lo que son las cosas. La mujer Maravilla y yo habíamos rentado "Todo sobre mi madre" y "Mujeres al borde de un ataque de nervios" para el fin de semana (con palomitas y todo. Pero resultó que el aparatejo de DVD no las quiso leer pues no coincidía la región. Chale. Lo que hicimos fue ver Mujeres... en la laptop esa noche y pasárnoslo en la calle el resto del weekend. El lunes, haciendo antesala en una oficina, volví a ver ambas películas en la laptop. Todavía me sobró tiempo antes que alguien pudiera atenderme.
Me gustan los soundtracks del cine de Almodóvar. ¿Sabes que hay una compilación? Quiero ese disco.
sarauribe_26 dijo…
Mi estimado Hulk:

pues mira qué coincidencia almodovaresca, qué mala onda lo del dvd, no sabía lo del soundtrack, hay que buscar el cd, por cierto, no he visto hulk 2

Entradas populares