Diálogo de sombras


La verdad es que tenía quizá más de un par de años sin soñar a mi mamá, al menos no así como la soñé hace unos días, porque una cosa es soñar fragmentos de lo que alguien fue, sombras que se resbalan entre otras sombras, telarañas, esquirlas. Una cosa es soñar a alguien que está muerto y otra soñar a alguien como cuando estaba vivo. En el sueño estaba con mi madre junto a una ventana de la casa que vivimos sus últimos días, mirábamos hacia el patio y yo sabía que era de noche, pero afuera parecía como si fuera de día, no recuerdo palabras y eso es extraño, no hablamos nada, sólo estábamos ahí, a un lado de la ventana mirando esa noche que parecía día, mirando la mentira de un tiempo prófugo. De pronto el cielo comenzó oscurecerse, mejor dicho, a nublarse, como si fuera a venirse una tormenta y lo comprendí de golpe, era la noche con todas sus estrellas que irrumpia por fin con su verdadero rostro. Así que ese momento en que todo se volvió azul y luego negro y luego estrellas que se arrastraban por todo el cielo. Así que ese momento en que miré a mi madre, no como se mira a una muerta sino a algo que está fuera del tiempo. Así que ese momento me recordó con cuánto olvido he cubierto, he enterrado toda su ausencia. Luego han pasado los días y la sensación se ha ido borrando otra vez, he pensado mucho en tí Irma, en esas ausencias tuyas de las que hablas en tu último post y que no sé si lo creas aunque son sólo tuyas, no sé porqué pero me duelen a mí también, y mucho. He pensado como un fantasma en ese oasis de la infancia al que no queda más que aferrarnos...
.

Comentarios

yo he enterrado en el olvido no sólo muertos, sino actos, palabras y acciones que me lastiman.

Y justo en las noches, cuando vienen ami esos recurdos de algo que creía casi superado, lloro.

Es la única oportunidad que me doy para flaquear.
La X dijo…
Le mando un apapacho con una taza de chocolate calientito y una mantita para consentirla,,, se le quiere mucho desde aca niña
Irma dijo…
¡Claro que lo creo!, creo que tenemos como un lazo anímico, espiritual, filial… un lazo que trasciende tiempo y distancia… Mi querida Sara, yo con mucho trabajo, las exigencias laborales sobrepasan por mucho lo que soy capaz de dar, de hacer… pero me comprometen y como a niña buena (como a ti) también me gusta que me pongan mi estrellita por un trabajo bien hecho… cursos y talleres (ya los diseño hasta con los ojos cerrados)… voy a ir a Tampico a verte…
Albricias por Perros de agua (me va a encantar leer esa compilación), mis felicitaciones para ti y Liliana; y también felicidades por ese viaje al festival en Tijuana… se ve que te la pasaste de lujo.
sarauribe_26 dijo…
Anahy:

es cierto, en el olvido no sólo a los muertos enterramos y supongo que hay cosas que en verdad nunca superaremos, aunque de pronto parezca que sí


La x:

se agradece el chocolate calientito y la mantita, me vienen bien porque estoy un poco agripada, gracias por el guiño desde tan lejos


Irma:

yo también estuve envuelta en un trabajo muy intenso relativo a verificación de inventarios, hay cambio de administración y el trabajo se acumuló desde septiembre más o menos, llevo trabajando mañana y tarde en esto casi tres meses, de pronto pienso que a nadie le va a importar todo este esfuerzo pero mi sentido del deber (y la estrellita, cómo no)es más fuerte, qué se le puede hacer, oye, sí, ese viaje ya tiene que ser, por ahora estoy fuera de Tampico, ando en Cd. Victoria y regreso hasta el fin de semana, pero ya te llamaré a mi regreso y nos pondremos de acuerdo, una muy buena noticia es que : YA ME PODRÉ TOMAR UNA CHELA CONTIGO mi querida Irma, así que te esperamos acá en Tampico, con un abrazo muy fuerte.

Entradas populares