Una fábrica ¿qué fabrica?


:
Una fábrica abandonada. Ennegrecida por el humo de años y sudores. Vapores que ya no. Gritos y pasos y sonidos de herramientas cayendo sobre las oscuras tuberías. Laberintos de años malgastados. Y risas y muecas y sobres vacíos con sueldos que pagaban vidas y familias y bebés que sólo llegaban para alegrar las mesas y los años malgastados en pasillos negros. 
:
Sueño con fábricas abandonadas. Llego al umbral de una puerta donde un velador consume sus horas por poca paga. Le pregunto qué pasó aquí. Le pregunto si este sueño es en realidad un fábrica de algo. Si esta fábrica, si este sueño tienen algo que contarme. El velador, que en realidad es una mujer cubierta de hollín me dice que pase, que la fábrica está abierta, me dice que la fábrica está abierta siempre para los que quieran pasar a ver cómo el pasado ya no existe. O como el pasado sigue existiendo ahí. Me dice: éstas son las tuberías más negras, aquí el humo era el único lenguaje, aquí sólo lo negro y todas sus vidas ocultas.
:
Soñábamos con enormes fábricas. Su lenguaje de engranes y costos. Una era industrial sería sólo eso, una era industrial con su mermas y sus ganancias. 
No pensamos en las mermas es cierto. Sólo en las ganancias. 
Las ganancias eran para nosotros. La merma serían ustedes. 
Y yo que solía ser merma me creí lo de ser ganancia.
Y yo que solía ganar.
:
Una fábrica abandonada es un sueño fácil de interpretar. Eso dices. Lo dices o lo callas. Lo dices pero no hay nadie diciéndolo porque no hay diván ni sillón ni música cómoda. Aquí no hay nadie que interprete una fábrica abandonada, un sueño, ese hollín en la cara de la mujer diciéndome que aquí las fábricas son sueños que no pueden ser interpretados. Una fábrica ¿qué fabrica? 
:
Fabricar lo infabricable.
Fabricar lo que aquí se manufactura por nada.
Fabricar lo que ha sido fabricado para ser destruido.
Fabricar la merma.
Fabricar el riesgo.
Autofabricar la fatiga de lo fabricado.
Fabricarse infabricable.
Fabricar la interpretación y la ganancia.
Fabricar una era que se autofabrica.
Fabricar un lenguaje que no se desdiga.
Fabricar fábricas que fabriquen fábricas que fabriquen sueños.
Fabricar una fábrica abandonada.
Y un sueño.
Y una mujer con el rostro y el hollín.
:
Pase, dirá la mujer.
Aquí las fábricas están siempre abiertas.
Aquí cada fábrica es un sueño que no tiene ninguna interpretación

Comentarios

Entradas populares